Dentro de toda la revolución que ya está trayendo consigo la logística 4.0, debemos dedicar un apartado especial al Internet de las Cosas (también llamado IoT, siglas de Internet of Things) por todas las innovaciones que implica para el sector.

Para los operadores logísticos, grandes y pequeños, es muy importante incorporar estas nuevas tecnologías a sus procesos para optimizar el rendimiento, en un mercado que impone exigencias cada vez más altas.

Pero, si bien es cierto que la demanda de eficiencia es cada vez mayor, también lo es que tenemos más herramientas que nunca para ayudarnos a dar un salto de gigante en nuestros resultados. 

Todos los profesionales del sector debemos hacer un esfuerzo para sumarnos a los beneficios de la logística 4.0 y mejorar nuestros procesos con la ayuda del Internet de las Cosas. 

Vamos a ver un poco más de cerca qué es el IoT y qué mejoras trae al mundo del transporte y la logística.

 

optimatrans siguenos en linkedin

Qué es el Internet de las Cosas y qué tiene que ver con la logística 4.0


Si tu actividad está vinculada al transporte o a la logística, seguro que has oído hablar de qué es la logística 4.0 y la revolución que implica para este sector.

De forma muy resumida, te diremos que se considera la cuarta revolución industrial y que está cambiando la forma de comprender todos los procesos industriales (no solo los relacionados con la logística).

Se basa en la implementación de nuevas tecnologías en todos los procesos de trabajo: hablamos de automatización, conectividad, digitalización, uso del Big Data, almacenamiento en la nube… Y la implementación del Internet de las Cosas.

La consecuencia inmediata es el ahorro de tiempo y de dinero. Máxima operatividad con el mínimo de errores, y un notable descenso del impacto ambiental de la actividad.

En resumen, la logística 4.0 y sus mejoras tecnológicas traerán un aumento exponencial de la eficiencia y la calidad de todos los procesos, especialmente en todas las fases del transporte internacional de mercancías. 

 

¿Y en qué consiste el IoT? 


Es una parte de todo lo que abarca la logística 4.0. Explicado de la manera más sencilla, podemos decir que consiste en conectar los objetos a internet.

Cuando hablamos de objetos nos referimos a prácticamente todo y a todas las escalas: desde el nuestro frigorífico doméstico hasta la cámara de refrigeración industrial de nuestra empresa.

Al conectarlas a la nube, las introducimos en una red en la que circulan datos constantemente, y a la que nuestro aparato también volcará información.

De esa forma, tendremos información valiosa en tiempo real para tomar decisiones.

Incluso las “cosas” pueden decidir por sí mismas en determinado momento, si han sido programadas para ello. De ahí que sea habitual que a los objetos conectados se les ponga el adjetivo de smart o inteligentes.

Veamos un par de ejemplos para entenderlo mejor

 

 

El contenedor inteligente ha llegado


Todavía no es un concepto muy conocido, pero ya está aquí y ha llegado para quedarse. El contenedor inteligente implementa tecnologías de Inteligencia Artificial, blockchain (o comunicación en cadenas de bloques) e Internet de las Cosas.

Quizá el proyecto más conocido es el llamado Contendor 42, fruto de la investigación en I+D aplicada a la logística, creado en 2018 a iniciativa del Puerto de Rotterdam.

Se trata de un contenedor dotado de numerosos sensores que le permiten obtener datos a lo largo de todo el trayecto recorrido, relativos a la posición, vibración, ruidos, humedad, temperatura, etc.

El Contenedor 42 inició en junio de 2019 un viaje de dos años por los puertos más importantes del mundo. Toda la información que recoja en ese tiempo será analizada posteriormente con el fin de optimizar las rutas y favorecer la sostenibilidad.

Pero paralelamente, se sigue avanzando. Algunas compañías empiezan a ofrecer smart containers dentro de sus servicios, capaces de suministrar información en tiempo real. 

De entrada, esa información permitirá conocer con un enorme detalle cuáles son las condiciones reales durante los desplazamientos y puede ayudar a mejorar todas las operaciones de la cadena logística. Esta información es muy valiosa, especialmente en trayectos largos con transporte multimodal.

También se optimizan los tiempos estimados de destino y llegada, así como los transbordos. Conocer los tiempos con exactitud facilita el control de los stocks, con la consiguiente reducción de costes.

 

Los almacenes smart: menos trabajo, más efectividad


En almacén, la conectividad sirve principalmente para la gestión de inventarios. Gracias a la posibilidad de conectar dispositivos y objetos, se puede conocer al momento la ubicación de una mercancía, número de existencias y su estado. 

Pero hay mucho más. Al referirnos a un almacén inteligente, pensemos en una red de objetos conectados entre sí y a un software que es el que se encarga de gestionar todos los procesos. Estaríamos hablando de:

  • Estanterías inteligentes, capaces de detectar si la mercancía que soportan tiene el peso y dimensiones correctas y notificar cualquier riesgo.
  • Vehículos de guiado automático (AGV), para transporte dentro del almacén, que se desplazan guiados por láser o por un sistema de campos magnéticos. Optimizan los tiempos de desplazamiento y evitan zonas de carga y descarga.
  • Muelles de carga y descarga automatizados. Gracias a la conectividad, se podrían activar remotamente las puertas automáticas en cuanto llegase un transporte y ahorrar mucho tiempo en esperas. 

Estos son solo ejemplos de lo que está implementándose ya. Hay muchos más cambios que están a las puertas y a los que el sector tendrá que adaptarse, como la utilización de drones o la incorporación de vehículos de conducción automática. 

Sin duda, un enorme desafío que también traerá nuevas oportunidades.

 

Empieza ya a incorporar el Internet de las Cosas a tu empresa


Sabemos que todo lo relacionado con la logística 4.0 y en concreto con las aplicaciones del Internet de las Cosas es un desafío importante para las empresas. 

No obstante, para poder seguir ofreciendo servicios de alta eficiencia y ser competitivos, es imprescindible ir sumándose a la ola e incorporar avances tecnológicos.

Este es uno de los objetivos de Optimatrans: estar a la cabeza en innovación. Estamos preparados para dar respuesta a los retos logísticos que nos plantean nuestros clientes y ayudarles a garantizar la eficiencia en sus procesos.

No hay razón para que te quedes atrás en esta carrera. Si tienes dudas sobre cómo implementar el Internet de las Cosas u otros sistemas, asesórate con profesionales. 

Contacta con nosotros y resolvemos tus dudas.