¿Cuántos tipos de palets conoces? Si la mayoría de nosotros pensamos en primer lugar en el clásico palet de madera, por algo será. Y es que son los más utilizados en el sector de la logística para almacenamiento y transporte por su excelente relación calidad-precio.

Aun así, no son todos iguales. Existen distintos tipos de palet de madera, en función del uso que se le vaya a dar.

¿Quieres saber cuál elegir?

Entonces, sigue leyendo porque justo eso es lo que queremos explicarte a continuación.

 

optimatrans siguenos en linkedin

 

Palets de madera: imprescindibles para transporte y almacenamiento


Un palet es una estructura o armazón utilizado para apilar mercancía y desplazarla de un lugar a otro con seguridad de forma mecanizada.

Puedes verlo escrito de más forma: pallet, palé, paleta… Se refieren a lo mismo: estructuras creadas con una combinación de listones y tacos, sobre la cual se deposita la carga.

La mayor ventaja del palet, tanto del de madera como de cualquier otro material, es que permite optimizar el espacio, ya sea para almacenar o para transportar la carga.

De hecho, calcular el espacio en un vehículo de transporte o en un contenedor es mucho más sencillo si trabajamos con carga paletizada, porque las medidas son estándar. Las más utilizadas en todo el mundo son estas:

  • En Europa se utiliza preferentemente el llamado europalet, de 80 x 120 cm.
  • Mientras que en el continente americano y en el mercado asiático es más común el palet americano, de 100 x 120 cm.
  • El medio palet, o palet Düseldorf, es una medida intermedia (80 x 60 cm), también muy utilizada debido a que se puede combinar con los anteriores.

En cuanto a los materiales utilizados, los más habituales son, como decíamos, los palets de madera. Esto es así porque tienen numerosas ventajas frente a otras opciones:

  • Son económicos.
  • Son muy versátiles.
  • Con un poco de mantenimiento, tienen una larga vida útil.
  • Se pueden reciclar fácilmente.
  • Se puede revender para otros usos (hay múltiples formas de aprovechar la madera).

Por todo ello el palet de madera es el elegido para transporte y almacenamiento en el 90% de las ocasiones.

 

Tipos de palet de madera: estos son los más utilizados


Hay diferentes tipos de palets atendiendo a la clasificación que hagamos. 

1. Según el material utilizado

Es importante señalar que no todas las maderas ofrecen las mismas prestaciones, por lo que se puede distinguir entre palets fabricados con:

  • Coníferas: nos referimos a palets fabricados con pino (hay distintas variedades) o abeto. Son maderas claras, muy porosas (se contaminan con cierta facilidad) y bastante ligeras. 
  • Latifolias, también conocidas como maderas frondosas: en este caso hablamos de palets fabricados con roble, castaño, haya, olmo, acacia y otros. Son maderas mucho más robustas, gracias a la estructura leñosa de este tipo de árboles, y también más pesadas. 

Son también menos porosas por lo que resisten mejor tanto la humedad como la proliferación de plagas o microorganismos. 

También podríamos incluir en esta clasificación los palets fabricados con fibra de madera, es decir, elaborados a partir de virutas y resinas.

Son más ligeros que los de madera maciza y, por tanto, ahorran costes en transporte.

También son más ecológicos que los anteriores, ya que para su fabricación se utilizan restos de otras producciones, así como ramas o árboles caídos de cualquier especie, inservibles para usos industriales. 

Además, al ir ensamblados con resinas, no utilizan clavos, por lo que su manipulación es más segura.

Hay que tener en cuenta también que son menos resistentes que los fabricados en madera natural y soportan menos kilos de carga.

2. Según su forma

Podemos encontrar los siguientes tipos de palet:

  1. Palet reversible: se puede voltear y admite ser cargado tanto en su parte inferior como superior. Es muy resistente al apilado y con una gran estabilidad. Solo puede trasladarse con carretillas elevadoras.
  2. Palet cerrado: su base no tiene huecos, por lo que deben ser manejados con transpaleta manual.
  3. Palet con alas: con salientes en la base que permiten asegurar mejor la mercancía.

También es variable el número de entradas para la horquilla de la máquina elevadora, lo que determina por cuántos lados puede cargarse el palet. El más versátil es el de cuatro entradas, es decir, cuatro lados abiertos para ser cargado desde cualquier ángulo.

 

¿Los palets de madera son siempre los más recomendables?


Según los usos debemos elegir el palet más adecuado, porque no siempre la madera es la mejor opción.

Hay que tener en cuenta que, aunque son muy prácticos y económicos, los palets de madera también tienen algunos contras que conviene tener en cuenta. Por ejemplo: 

  • Son sensibles a la humedad y pueden deteriorarse cuando están expuestos a ella durante un periodo de tiempo prolongado.
  • Necesitan desinfección periódica para evitar riesgos. Es necesario aplicar medidas fitosanitarias para prevenir plagas. Si los palets se van a destinar a exportación, la norma NIMF-15 establece qué tratamientos específicos deben aplicarse en cada caso: fumigación en condiciones de seguridad o un tratamiento térmico que elimine microorganismos.
  • Son bastante pesados, por lo que no se recomiendan, por ejemplo en transporte aéreo.
  • Pueden astillarse. Con el tiempo y el uso, es posible que se desprendan astillas o clavos, con el consiguiente riesgo para los operarios.
  • Requieren mantenimiento. Por todas estas razones, mantener los palets de madera en buenas condiciones necesita ciertas labores de mantenimiento si se quiere alargar su vida útil.

Otras opciones de palets

Siempre tienes que buscar lo que más se ajuste al tipo de carga y a sus necesidades logísticas. Por tanto, no olvides que puedes valorar también la posibilidad de usar palets de:

  1. Plástico: reutilizables y fáciles de limpiar. No tienen problemas con las plagas ni con la humedad.
  2. Metal: los que tienen una vida útil más larga y los indicados para las cargas más pesadas. También son los más caros.
  3. Cartón: los más utilizados en la industria alimentaria por cuestiones de higiene, ya que son de un solo uso. 

Con todo lo dicho, seguro que ya tienes más claro qué palet de madera puedes elegir, atendiendo a su materia prima, tamaño, o forma. 

Por tanto, analiza tus necesidades antes de decidir, recordando siempre que lo principal es la seguridad.